Cúpula y Vidrieras
Iglesia de El Salvador

Cúpula

Tabla de Contenido

Cuando se desmontaron los andamios y se vio la gran cúpula desde el crucero, causó gran impresión tanto a los canónigos de la Colegial como a los fieles. Los mismos canónigos no dudaron en afirmar que era la mejor de España. Leonardo de Figueroa fue un gran constructor de cúpulas, dejando ejemplos de su trabajo en varias iglesias de la ciudad de Sevilla.

La cúpula fue lo último que se construyó en la iglesia colegial barroca, cuando todo el edificio estaba prácticamente terminado. Si en el resto del edificio se utilizó la piedra como elemento constructivo, en la cúpula, debido a la precaria situación económica del cabildo de la colegial y, tras asegurarse que el cambio no supondría ningún peligro de derrumbe, decidieron reducir costes y sustituir la piedra por el ladrillo.

 

A través de las ventanas de la linterna, entra luz natural que cae por la cúpula creando el efecto ilusionista de la bóveda celeste.

La linterna está rematada con la cruz de la Orden de San Juan de Malta y fue un homenaje que se hizo al Cardenal D. Manuel Arias y Porres, arzobispo de Sevilla. En 1734 finalizó la decoración de las pechinas compuesto por multitud de hojarasca y roleos que enmarcan unos óvalos donde se encuentran los cuatro evangelistas que se les representa escribiendo los santos evangelios y aparecen acompañados de sus símbolos.

Vidrieras

Desde la nave central, se puede disfrutar de una nueva y maravillosa panorámica de las tres naves de la Iglesia Colegial, probablemente llena de colorido que se distribuye por pilares y retablos, debido al reflejo de las vidrieras en el interior del templo.

Las vidrieras no son las originales porque cuando se inauguró el templo en el año 1712, las ventanas estaban cubiertas con cristales totalmente transparentes, formando figuras geométricas, entre ellas el hexágono o el cuadrado. Este tipo de vidriera permitía la entrada al templo de mucha luz natural intentando, de este modo, crear en el espectador la ilusión óptica de lo divino que irradia luz e ilumina todo el espacio. Con el tiempo, la Iglesia se fue oscureciendo al colocar cortinas en las ventanas y reforzado por el oscurecimiento de la piedra de los pilares y las bóvedas debido al humo de las velas que se encendían diariamente.

 

Fueron los Duques de Montpensier los que, en 1870, para dar mayor colorido al templo, patrocinaron la construcción de las vidrieras actuales. Las vidrieras que puede contemplar están formadas por cristales de colores con motivos florales y estrellados, imitando el estilo hispano-musulmán, y dejando un hueco central para colocar el emblema de la Colegial, la bola del mundo coronada por la cruz.

×
ENTRADAS

Entradas online

Anticipate y compra tus entradas online de una forma sencilla y segura. Ahorra tiempo y evita las colas
×

Accesibilidad

Entradas gratuitas, aseos adaptados, servicio de sillas de ruedas, folletos Braille, servicio de signo-guías... etc